ADMISIONES

CONSEJO SUPERIOR

HONRAR EL PASADO PARA TRANSFORMAR EL FUTURO

“Anhelamos estar en perpetua renovación. A nuestro propio pasado no nos sentimos ligados sino en cuanto haya algo en él que pueda orientarnos en el presente”, dijo don Agustín Nieto Caballero en su libro Una Escuela. Estas palabras sintetizan el propósito de la presente edición que recoge los semblantes de las directoras del Gimnasio Femenino, quienes han sido líderes en el proceso sinfín de realizar el ideal de la educación femenina. El nombre del Gimnasio Femenino más que un sello, es un compromiso. Es un mandato de las manos de mujeres pioneras y emprendedoras que, con un marco claro de principios, llevaron delante el significado de educar mujeres en la época en que les tocó vivir. Cada una de ellas le imprimió su tesón, su amor y su compromiso a una labor que se ha ido renovando desde 1928 y que hoy entra en una nueva etapa para ajustarse y responder a los retos del siglo XXI. Ellas custodian la tradición y son, también, el faro que guía nuestra acción. Hay un factor común a todas ellas. Cada una de nuestras directoras supo implementar lo más actual de la pedagogía y modernizar el Gimnasio sin que el Gimnasio dejara de ser “El Femenino”. Hoy seguimos el rumbo trazado por ellas para poner en práctica todas las innovaciones necesarias de manera que cada alumna llegue a ser una mujer con el poder de transformar el mundo. Este reto está hoy en día en manos de una mujer joven y dinámica con experiencia internacional y un gran conocimiento del país y de nuestro colegio. Marcela Junguito comparte las características de sus antecesoras y cuenta, además con el privilegio de haber sido formada por tres de estas grandes mujeres.

Eduardo Escallón Largacha, PhD.
Presidente del Consejo Superior del Gimnasio Femenino.